WEBMASTER: Victor Erick Márquez Whatsapp: +569-67033618
.

NOVEDADES

Ayudemos a Bomberos en sus campañas para reunir fondos e ir en tu ayuda o en la de tu familia cuando estés "entre las llamas"


Todos los días se puede ver el accionar de Bomberos, pero pocas veces la sociedad se pregunta desde dónde proviene ese dinero y como se distribuye en toda la institución.


Durante el gobierno de Sebastián Piñera se promulgó la Ley Marco de Bomberos, la que asegura un piso monetario anual para la institución. Para la Junta Nacional de Bomberos, este dinero, en conjunto con las otras formas de financiamiento, es suficiente para subsistir. Los trámites para obtener mayores asignaciones serían el principal problema de distribución debido a la poca información y el engorroso proceso para acceder a ellos.



En cambio, desde la Comandancia indican que aquel dinero aún es insuficiente, ya que parte de este aún se utiliza para la reconstrucción de cuarteles en las zonas afectadas por algunos desastres que han ocurrido desde el año 2010 y para la compra de materiales perdidos en aquellos eventos.

IMG-20150426-WA0002
Actualmente, cerca de 38.000 personas componen el Cuerpo de Bomberos de Chile. Voluntarios y dispuestos durante los 365 días del año, acuden no solo incendios, sino que también emergencias químicas, rescates y accidentes de tránsito. Encontrándose solo a una llamada de distancia, se da por sentado que acudirán a cualquier suceso, pero por dentro no es tan fácil. Bomberos, al igual que cualquier familia del país, está compuesto de muchas realidades económicas diferentes.
Info1

Bomberos no tiene solo una fuente de financiamiento, sino que depende de cinco áreas diferentes, todas con diversos orígenes que van desde lo público hasta lo privado. El principal ente que recibe estos dineros es la Junta Nacional de Bomberos de Chile, la que agrupa a todas las compañías del país, estando también a cargo de ciertas capacitaciones. Esta distribuye el total del dinero siguiendo una fórmula que contempla la cantidad de voluntarios de una compañía, el número de personas que habitan la zona que cubre y la cantidad de llamados atendidos en un año.

Ingresos
(Ingresos variables por cada una de las fuentes, tanto en montos como en porcentajes)

La formula anteriormente mencionada deja clara la forma en la que se distribuye el dinero: entre más llamados, voluntarios y territorio deba cubrir una compañía de bomberos, más dinero recibirá, ya que sus costos operacionales serán mayores. Así, una compañía del centro de Santiago o de Valparaíso recibirá más dinero que una compañía de la periferia de la capital o regiones .


Existen grandes diferencias financieras que se ven reflejadas en los tipos de equipamiento y preparación bomberil. A pesar de ello, existen diferencias en cuanto a la gestión que realiza cada compañía para la obtención de sus materiales, es decir, la capacidad de cada bomba para postular a las diferentes formas de financiamiento y, además, al manejo que se realiza con estos dineros. Puntos importantes son también la disposición de cada Municipalidad a la que pertenecen, de los fondos totales disponibles a los que pueden postular -los que varían año a año- y de las campañas de recaudación que cada una de ellas realiza de forma independiente.

En Capitales de nuestro país algunas compañías de bomberos reciben mas ayudas económicas tanto de empresas como municipios, pero aun falta la ayuda mas importante que es la de la ciudadanía y el comercio local en épocas de campañas la cual también es muy importante.

De este monto se destina una parte a un fondo de ahorro, el que es variable mes a mes y que es utilizado para la compra de equipamiento que no son proporcionados por los otros conductos, como la Junta Nacional de Bomberos o la Municipalidad. En este ítem se encuentra la compra de material que no es de primera necesidad, pero que mejora el funcionamiento durante las emergencias, como diferentes tipos de focos o baterías extra para las radios.

Este presupuesto se obtiene en su totalidad, de lo que recaudan con campañas de donaciones particulares (mediante aporte mensual de tarjetas particulares) que son gestionadas por la compañía mediante campañas de marketing y concursos, sumado a los aportes de los mismos voluntarios.

Info2
La diferencia en los gastos entre compañías se explican por la baja cantidad de llamados que atienden y un menor costo de gastos operativos en algunos sectores y comunas, como maquinistas o cuentas de servicios básicos, debido a una menor cantidad de voluntarios.

Respecto a los carros, uniformes e instrumentos, estos son entregados por parte de la Junta Nacional de Bomberos, por lo que aquel gasto, que es el mayor que se debe realizar para poder funcionar, no corre completamente por la compañía.

El ingreso o aporte por voluntario no siempre se recibe completamente. “No se puede andar detrás de todos pidiendo la cuota, los voluntarios son personas muy humildes”, la campaña de aportes en la calle no se realiza todos los meses y la gente, empresas, comercio no siempre aporta con la institución.




Gustavo Hasbún, diputado y bombero, en una entrevista de hace algún tiempo, aseguro que esta ley la Ley Marco de Bomberos es “sin duda un avance importante que nos permite cubrir las primeras necesidades de Bomberos, pero todavía es insuficiente”. Según el parlamentario, “el objetivo es ojalá duplicar esa cantidad de recursos, que es la cantidad donde perfectamente podríamos tener la infraestructura y los implementos necesarios”.

“Yo creo que hay una dejación (sic) importante de parte de los alcaldes de compartir y colaborar con los Bomberos de Chile”, agrega el parlamentario.

Hasbún luego añade que existe una “deuda histórica de muchos municipios con los Bomberos en Chile, principalmente por la vejación o el desconocimiento en relación a la labor que cumplen los bomberos a lo largo de Chile“.

¿Por qué no profesionalizar Bomberos? ¿Por qué no buscar una forma independiente de financiamiento para dejar de depender de fuentes variables? Estas preguntas se han hecho una y otra vez, intentando buscar una respuesta para los problemas económicos, siguiendo el ejemplo de países como Estados Unidos, en donde ser bombero es una profesión más, como ser policía o doctor.

Voluntarios de las compañías han indicado que realizar ese cambio atentaría contra la esencia de Bomberos: la vocación. A pesar de los problemas económicos que puedan existir, es este sentimiento el que, según muchos de ellos, mantiene en pie la institución.

Otra alternativa ideal para ingresos seria la que muestra una boleta de un pago de estacionamiento en la comuna de Frutillar, región de Los Lagos.


Corresponde a un cobro de un estacionamiento o parquímetro en la comuna, que indica que el Cuerpo de Bomberos de Frutillar recibiría esos dineros para financiarse.

Esto depende solo de el trabajo en equipo entre municipio y bomberos para llegar a este ultimo ejemplo digno de imitar para ayudar a cada institución.