WEBMASTER: Victor Erick Márquez Whatsapp: +569-67033618
.

NOVEDADES

LICEANOS SE CAPACITAN PARA PARTICIPAR COMO CENSISTAS EN LAUTARO


La primera parte del cuestionario es sobre la vivienda y el hogar y puede ser respondida por una persona en representación de todas. La segunda parte es sobre las personas y, por tanto, debe ser respondida por todos. Permite, entonces, que el Censista le haga esas preguntas a cada una de las personas que alojaron esa noche en tu vivienda.

Recuerda.

Es importante que todas las personas que alojaron la noche anterior en la vivienda deben ser censadas, incluyendo guaguas y adultos mayores.

Tener en cuenta.

Los niños y las niñas pueden contestar directamente, pero bajo la presencia de un adulto. Si hay personas con alguna situación que les impida contestar, un adulto puede responder a nombre de ellos. Por lo mismo, es bueno que conozcas datos como la fecha de nacimiento y el nivel educacional de esas personas, para que puedas responder fielmente por ellas.

Contesta con confianza.

Recuerda que, por ley, la información que entregues al Censista debe ser tratada de manera confidencial y será usada exclusivamente para fines estadísticos. Es decir, tus datos no serán divulgados ni serán contrastados con registros o encuestas sociales que hayas respondido antes (como el Registro Social de Hogares, por ejemplo).

En caso de extranjeros.

Ten presente que los Censistas no harán ningún tipo de pregunta relacionada con el estatus migratorio ni la nacionalidad. Es decir, no preguntarán si tienes los papeles al día o si cuentas con cédula chilena. Esos datos no se preguntan porque no son el objetivo del Censo.

sticker

Al finalizar el proceso y antes de que el Censista se despida, solicítale que pegue el sello censal en un lugar visible del frontis de la vivienda.

Si al interior de tu terreno hay otra vivienda, debes avisarle al Censista para que la anote en su registro y la cense.

No olvides que si bien responder el Censo es obligatorio (Ley 17.374 del INE), tu participación es necesaria porque solo así se podrá saber cuántos somos, cómo somos y dónde y cómo vivimos. Con ello, el país entero podrá tomar decisiones más informadas que nos permitan a todos tener una mejor calidad de vida.