WEBMASTER: Victor Erick Márquez Whatsapp: +569-67033618
.

NOVEDADES

En México se presentó el primer tratamiento preventivo para evitar que sectores de alto riesgo se contagien con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)


En México se presentó el primer tratamiento preventivo para evitar que sectores de alto riesgo se contagien con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), entre estos, personas que tienen parejas infectadas, migrantes, enfermeras y médicos que tratan a pacientes con la enfermedad, tatuadores, prostitutas y adictos a drogas inyectables, informó José Arturo Martínez Orozco, infectólogo de la Secretaría de Salud en México.

El especialista explicó que el tratamiento genérico Sandoz, indicado como Profilaxis Previa a la Exposición (PrEP), se conforma con los antirretrovirales Emtricitabina y Tenofobir. 

Su ingesta representa una efectividad de 90 por ciento en evitar ser infectado VIH. En el país hay 152 mil 783 personas registradas por Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y Sida (Censida): 73 mil 914 portadoras del virus y el resto ya desarrollaron el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. 

Martínez Orozco destacó que un paciente diagnosticado con VIH, por ejemplo, representa un costo al sector salud de 14 mil 850 mensuales, dándoles dos tratamientos, Efavirenz y Truvada, con lo que controlan a pacientes contagiados con VIH para evitar que desarrolle la enfermedad. 

Si los sectores en riesgo acuden al médico y se les suministra Sandoz lo toman antes de tener prácticas de riesgo —sexo con una persona infectada o de realizar intervenciones quirúrgicas—; el tratamiento tiene un costo que ronda los 4 mil pesos mensuales. 

Censida se ahorraría alrededor de 200 millones de pesos de los más de mil 200 millones de destinados a la compra de antirretrovirales. 

“No se trata de la píldora del día siguiente, sino de un tratamiento que se toma mensualmente mientras se tenga esas prácticas de riesgo. 

En el caso de las sexuales se debe combinar con métodos de barrera como es el condón”, abundó el infectólogo. 

Según Censida, de 1983 al primer trimestre de 2018 se tienen notificados 196 mil 227 casos de los cuales, en la actualidad, 152 mil 783 aún viven. 

Cuando una persona ya tiene sida, presenta un ataque al sistema inmunológico, deja de funcionar de forma eficaz, volviendo al organismo susceptible de desarrollar infecciones, cánceres y padecimientos que, sin tratamiento, resultan mortales. 

No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.